jueves, 5 de diciembre de 2019

Dios llama a mi puerta...

Ya es la segunda vez que estoy solo en casa y llaman unos testigos de Jehová. Siempre comienzan de la misma manera, con una gran pregunta sobre la vida, una pregunta que casi nunca tiene respuesta.

La primera vez que aparecieron me preguntaron: '¿por qué hay que levantarse cada día?'
Yo no supe que responder.

Luego te preguntan si has leído la biblia, a lo cual he respondido que si. Ahí se quedan sin palabras, me preguntan '¿por qué?' Y les respondo que me parece un libro muy interesante, aparte de creencias me gusta como está escrito.

Hoy me hablaban sobre la convención del clima en Madrid, y me han preguntado: '¿crees que la tierra desaparecerá como anuncian en las noticias?'.

A lo que yo he respondido de manera, casi inconsciente: 'Espero que si'. Ellos boquiabiertos me replican: 'Pero, ¿por qué?'. Yo les digo: 'Ya es suficiente, va siendo hora de que todo termine'.

Después les he avisado que se me quemaban las patatas para la tortilla, y me han dado un folleto con estas preguntas, afirmando que seguro me las había hecho alguna vez:

'¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA VIDA?
¿ES DIOS CULPABLE DEL SUFRIMIENTO?
¿HAY VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE?'

Antes de cerrar la puerta el más jovencito, quizás 10 años menor que yo me ha sonreído, casi como con complicidad.

Sigo con la tortilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario